China no está contenta con la presencia de tres portaaviones de EE.UU en el océano Pacifico.

Por primera vez en años, tres portaaviones de la marina de EE.UU. de 100.000 toneladas han sido desplegados en el océano pacifico, esto ha provocado una rápida reacción por parte de las autoridades de la Republica Popular China que expresaron no dar marcha atrás en la defensa de sus “intereses” en la región.

Según los comunicados de prensa de la Armada estadounidense, el El USS Ronald Reagan y el USS Theodore Roosevelt patrullan en el Pacífico occidental, mientras que el USS Nimitz está en el este. Esto representa el mayor despliegue de portaaviones en el océano pacifico desde el 2017 cuando las tensiones con Corea del Norte sobre el programa de armas nucleares de Pyongyang estaban en su apogeo.

El contralmirante Stephen Koehler, director de operaciones del Comando Indo-Pacífico en Hawai, dijo para AP que “Los portaaviones y los grupos de ataque a gran escala son símbolos fenomenales del poder naval estadounidense. Realmente estoy muy entusiasmado de que tengamos tres de ellos en este momento”.

Por su parte, el Partido Comunista Chino, a través del portavoz del Global Times, expresó el domingo que la presencia de dichos portaaviones podría amenazar a los soldados en el disputado Mar del Sur de China.

“Al concentrar estos portaaviones, Estados Unidos está intentando demostrar a toda la región e incluso al mundo que sigue siendo la fuerza naval más poderosa, ya que podrían ingresar al Mar de China Meridional y amenazar a los soldados chinos en las islas Xisha y Nansha (Paracel y las islas Spratly), así como también barcos que pasan por aguas cercanas, para que Estados Unidos pueda llevar a cabo su política hegemónica”, dijo el Global Times citando a Li Jie, un experto naval con sede en Beijing.

El reporte, publicado en el sitio web oficial en inglés del Ejército Popular de Liberación, también destacó los armamentos disponibles para las fuerzas armadas de China, y agregó que Beijing podría realizar simulacros en respuesta para mostrar su poder de fuego.

“China posee armas de destrucción de portaaviones como los misiles balísticos antibuque DF-21D y DF-26”, dice el reporte.

Collin Koh, investigador del Instituto de Defensa y Estudios Estratégicos en Singapur, dijo que China reaccionó fuertemente porque la presencia de los portaaviones estaba en conflicto con la representación de Beijing de la Armada de EE.UU. como una fuerza paralizada por la pandemia de coronavirus.

“Va en contra de la narrativa que China quería exponer de que Estados Unidos estaba bajo estrés en el Pacífico”, dijo Koh.

Carl Schuster, exdirector de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Comando del Pacífico de Estados Unidos, dijo que no era una coincidencia.

“La (Marina china) no sabe dónde están esos submarinos y eso complica cualquier cálculo de respuesta y planificación”, dijo, especialmente cuando Beijing ahora también tiene que dar cuenta de tres portaaviones y sus destructores y cruceros que lo acompañan.

Los despliegues también se producen en un momento de crecientes tensiones entre Washington y Beijing sobre el Mar de China Meridional y Taiwán.

ap/

Síguenos en: