China tendrá «Consecuencias» por parte de Estados Unidos, si se demuestra que fue «Conscientemente responsable» del Covid-19.

Donald Trump, ha amenazado este sábado a China con «consecuencias» si llega a demostrarse que fue «conscientemente responsable» de la pandemia de coronavirus, y no se trató únicamente de un error.

Trump indicó que es indispensable saber si el Covid-19 fue «un error que se salió fuera de control o si se hizo deliberadamente», recalcando que «hay una gran diferencia entre esos dos supuestos».

«Si fue un error, un error es un error. Pero si fueron responsables a sabiendas, entonces seguro que debería haber consecuencias», indico el presidente estadounidense.

Donald Trump estudiará la información sobre una millonaria subvención a un laboratorio de Wuhan bajo la Administración de Obama

En este sentido, el presidente se refirió a informaciones que apuntan a que un laboratorio de virología de Wuhan podría haber desarrollado el coronavirus en medio del esfuerzo de China por demostrar su capacidad para identificar y combatir virus. Según dijo Trump, su Gobierno está tratando de determinar si el virus provino de un laboratorio chino.

Trump también arrojó dudas sobre el número de muertos en el país asiático, que fue revisado el viernes. Cuando Deborah Birx, que coordina la respuesta del Gobierno federal al virus, presentaba un esquema con las tasas de mortalidad de coronavirus por país, Trump intervino, preguntando si «alguien realmente se cree este número», mientras señalaba a la tasa confirmada por China de 0,33 por 100.000 habitantes, que se encontraba en la parte inferior del gráfico.

El mandatario norteamericano, que ha acusado a Pekín en repetidas ocasiones, de haber ocultado información sobre el coronavirus, ha acudido esta semana a Twitter para desafiar las cifras actualizadas por Wuhan, alegando que en realidad son «mucho más altas».

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, ha rechazado las acusaciones respecto a que el Gobierno de su país haya encubierto información sobre el brote del Covid-19, como el número de muertes.

El viernes 17 de abril, durante una sesión informativa, Zhao Lijian dijo que en ningún momento se ocultó información sobre el brote y que Pekín «nunca» permite encubrimientos. Además, indicó que la revisión en Wuhan forma parte de un proceso de verificación estadística para garantizar la precisión, y que ese tipo de revisiones es una práctica internacional común.

El vocero de la Cancillería también recordó este jueves que la OMS «ha dicho en múltiples ocasiones que no hay evidencia de que el coronavirus se haya creado en laboratorio».

Adicional a la acusación de la administración Trump, varios líderes europeos han insinuado que las autoridades chinas ocultan datos sobre el manejo de la epidemia. Entre ellos, se encuentra el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien estimó que en China «claramente, han sucedido cosas que desconocemos» durante el brote.

También, el secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, indicó que Pekín tendrá que responder «preguntas difíciles» sobre cómo apareció el brote de coronavirus y si podría haberse prevenido.

ap/cet