Corea del Sur preparada para una segunda ola de contagios.

Seul-

Las autoridades de Corea del Sur se preparan para una segunda ola de contagios por coronavirus a pesar de que el país continúa registrando una notoria disminución de los casos tras reportar solo ocho nuevos infectados en el último día.

El país registró su primer caso de covid-19 el pasado 20 de enero, y a raiz de eso, puso en marcha estrictas medidas de distanciamiento social y un duro confinamiento, lo que permitió que la cifra total de infectados sea de 10.702 personas.

El país Coreano había llegado a su pico de contagios y presentaba unos 909 casos nuevos al día el 29 de febrero. Ya hoy la cifras de nuevos casos es significativamente inferior a la de esa fecha.. No obstante, el Gobierno surcoreano aseguró que continúa alerta ante la posibilidad de que se produzca una gran ola de contagios después del verano, según informaciones de la agencia de noticias Yonhap.

«Los expertos dicen que podría haber otra gran pandemia durante la estación en la que prevalece la influenza dado que ambas están causadas por virus similares», ha indicado Yoon Tae Ho, del Ministerio de Sanidad.

Yoon insistió en que el país debe prepararse para luchar contra el coronavirus a largo plazo dado que su población aún no es inmune al virus y no existe por el momento vacuna ni tratamiento.

En este sentido, las autoridades sanitarias también alertaron sobre la posibilidad de que se produzcan contagios debido a casos importados ahora que las infecciones a nivel local están disminuyendo.

Durante las últimas dos semanas, los casos importados son más de un 60 % de los nuevos contagios registrados.

Gracias a las medidas de distanciamiento social establecidas, Corea del Sur evitó el peor escenario posible a pesar de ser uno de los primeros países en ser golpeados por la pandemia.

ap/cet