Djokovic adquirió una empresa que desarrolla un tratamiento contra el COVID-19 tras la poca eficacia de las vacunas hasta ahora.

Belgrado –

El número uno del tenis, el serbio Novak Djokovic, ha entrado en el capital de la ‘biotech’ QuantBioRes por un monto no revelado, y desarrollará un tratamiento alternativo a las políticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Djokovic fue muy mencionado por los medios de comunicación, políticos de diferentes países y personas en las redes sociales por el escándalo internacional que protagonizó el tenista por su postura ante las vacunas contra el COVID-19 desató en un caos que derivó en la deportación de Australia que lo privó de participar del primer Grand Slam de la temporada.

El tenista serbio se refugió en Belgrado, capital de su país, donde permanecerá por un tiempo luego de su salida del país oceánico por incumplimiento de las extremistas normas de seguridad sanitarias contra la pandemia.

El número uno del mundo abandonó Melbourne el domingo, después del revés judicial decisivo que le aplicó un Tribunal Federal australiano, hizo una escala en Dubái y el lunes pasado aterrizó en su tierra donde se registraron marchas de apoyo mientras duró la disputa con el gobierno del estado oceánico.

El tenista, a pesar de todo lo vivido, continúa trabajando para no exponer su carrera de cara al futuro. Con la misión de no volver a vivir la misma situación en el resto de las competiciones, el deportista adquirió el 80% en la firma danesa de biotecnología QuantBioRes, que tiene como objetivo desarrollar un tratamiento médico para contrarrestar el coronavirus.

Así lo confirmó en diálogo con Reuters el director ejecutivo de la compañía, Ivan Loncarevic, quien aseguró que la inversión se realizó en junio de 2020, pero se negó a decir cuánto fue el monto.

La empresa ubicada en Dinamarca tiene a disposición 11 investigadores trabajando en Escandinavia, Australia y Eslovenia, con el objetivo de confeccionar un tratamiento para los infectados, dado que la vacuna contra el virus no está funcionando como se esperaba.

Se trata de la elaboración con un tipo de moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos mediante enlaces peptídicos que impedirán que el coronavirus infecte la célula humana, aunque los primeros ensayos clínicos se realizarán en Gran Bretaña durante el verano europeo.

Naturalmente, Novak Djokovic ha avivado el debate mundial sobre los derechos de las personas que optan por no vacunarse después de que fuera deportado de Australia que provocó su eliminación del primer Grand Slam del año.

ap/

Síguenos en: