Ecuador: Colombianos piden un corredor humanitario para volver a sus hogares.

Fuente: El Telegrafo.

Colombianos en Ecuador vuelven a su país porque, ante las restricciones de movilización, no pueden trabajar y se quedaron sin sustento. Otros estaban de paso o de vacaciones y quedaron atrapados. A pie se dirigen a la frontera.

Con las primeras luces del amanecer, el grupo de colombianos inició su viaje. A las 06:00 del jueves 23 de abril salieron desde Guayaquil y llegaron hasta el terminal terrestre de Durán, donde se encontraron con otros compatriotas suyos. Luego empezaron a caminar.

Su destino final: Colombia. Están desesperados. Llegaron a Ecuador meses y años atrás buscando un mejor futuro para ellos y sus familias. Pero la emergencia sanitaria lo cambió todo. Las restricciones de movilidad les impiden salir a trabajar.

Por eso se quedaron sin ingresos, pero con deudas por pagar como alimentación y arriendo. A ellos se suman otros colombianos que estaban en el país de vacaciones o de paso.

El estado de excepción los sorprendió en territorio ecuatoriano y no pueden abandonar el país. Todos han buscado la ayuda de su gobierno, pero la respuesta ha sido nula.

Por ello, estos extranjeros tomaron una medida desesperada: emprender a pie el viaje de regreso hasta su patria. Juan Carlos Zuleta Mejía, de 43 años de edad, llegó a Guayaquil hace 8 meses y se dedicó a las ventas ambulantes. En La Prosperina y zonas aledañas ofrecía cómodas, roperos, artesanías. Pero el trabajo se paralizó por la expansión del coronavirus.

Él es uno de los que decidió volver y ya está rumbo a su ciudad natal: Pereira. “La situación mía y de muchos colombianos acá es muy compleja. Hemos tocado puertas, hemos tratado de comunicarnos con el Consulado de Colombia y hasta el momento no hemos tenido respuesta”, afirmó.

Algunos han logrado contactar a las autoridades diplomáticas colombianas en el país, pero la respuesta para todos ha sido la misma: no se cuenta con presupuesto para ayudarlos. “En vista de esto, la decisión es regresar a Colombia por nuestros propios medios”, afirmó el extranjero.

En Guayaquil vivía con un primo. Los dos emprendieron el periplo. Mediante redes sociales y grupos de WhatsApp lograron contactarse con otros colombianos que estaban en su misma situación. Así se formó el grupo que partió desde Durán el jueves.

Grupos viajeros En su maleta, Juan Carlos empacó algo de ropa, víveres para el camino, así como las ganas de llegar a su tierra y los sueños e ilusiones que se rompieron debido a la pandemia.

Ayer en la mañana pasaron Babahoyo. Por WhatsApp están en contacto con colombianos en ciudades como Quito y Santo Domingo, que esperan su arribo para unirse a la travesía y llegar todos juntos a la frontera con Colombia. También se enteraron de que otros compatriotas partieron días antes, lograron cruzar y ya están en territorio colombiano. “Ellos le envían el dato al administrador del grupo (de WhatsApp) y él nos comunica.

Eso nos llena de ánimo”. Los impulsa el deseo de reunirse con sus familias. “Pedimos al gobierno de Colombia que haga un corredor humanitario para todos los que deseamos regresar”, afirmó Juan Carlos.

“No nos importa someternos a una cuarentena 8 o 15 días cuando lleguemos”. Jaime Eduardo Aguirre Pinzón es un bogotano que reside en Quito desde hace 6 años. Está con su novia, quien lleva año y medio en la ciudad, pero ambos se quedaron sin trabajo a consecuencia de la emergencia sanitaria.

Ya están sin recursos y ante la falta de apoyo de su gobierno, decidieron regresarse. “Estamos preocupados, con miedo por esta situación. Por eso esperamos que llegue un grupo que viene de Guayaquil. Vamos a unirnos a ellos y arrancar hasta Rumichaca”, señaló. “Somos colombianos y esperamos que nuestras autoridades nos ayuden”.

Él, como otros compatriotas suyos, escribió al Consulado y le dijeron que no hay vuelos humanitarios. “Necesitamos aunque sea un corredor humanitario para irnos en grupo. El Gobierno se deslindó de nosotros”.

Según el extranjero, las autoridades diplomáticas colombianas les dicen que después de la emergencia ven cómo los repatrian, “pero no sabemos esto cuándo terminará. Estamos atrapados.

El Consulado, Cancillería, Embajada, todos nos responden lo mismo: que no se puede hacer nada”. Mientras ellos viajan, en Quito y Guayaquil otros compatriotas suyos siguen tratando de conseguir que el Gobierno de su país acceda a abrir un corredor humanitario, que les permita a cientos de personas regresar junto a sus familias.

ap/cet