EE.UU confisca 81 vehículos que iban a ser enviados al régimen de Nicolás Maduro.

La Embajada Virtual de los EEUU en Venezuela, a través de un mensaje en su cuenta de Twitter sentó su postura sobre la incautación de automóviles en Florida, hecho por el que es investigado un antiguo funcionario del régimen chavista: “El Departamento de Seguridad Nacional ha confiscado 81 vehículos, con un valor aproximado de 3.2 millones de dólares, como parte de una operación internacional de contrabando de vehículos”.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos informó que fueron decomisados 81 vehículos que iban a ser embarcados a Venezuela e investigan los posibles nexos del ilícito con un ex funcionario del régimen de Nicolás Maduro.

Los vehículos, entre ellos uno valorado en 95.000 dólares y dotado con sirenas, que al parecer estaba destinado a miembros del entorno de Maduro, fueron decomisados por tandas en el puerto Everglades, informó este miércoles John Tobon, agente de la HSI, el brazo investigador del Departamento de Seguridad Nacional.

“Estos vehículos iban para Venezuela para beneficiar a personas que se están enriqueciendo por medio de la corrupción en el país”, enfatizó Tobon en rueda de prensa en Fort Lauderdale, a 42 kilómetros al norte de Miami.

Cortesia AGENCIA EFE

El oficial detalló, sin embargo, que no se han presentado hasta el momento arrestos tras la operación, que calificó como la “mayor” en contrabando de vehículos, valorados en 3,2 millones de dólares.

Tobon dijo que el ilícito es apenas la “punta del iceberg” de un entramado internacional en el que pueden estar involucrados el ex tesorero venezolano Alejandro Andrade y el empresario Raúl Gorrín, presidente del canal televisivo venezolano Globovisión.

Andrade está preso en EEUU con una condena a 10 años de cárcel por lavado de dinero, mientras Gorrín está acusado por la Justicia estadounidense de sobornos y blanqueo de dólares en una trama multimillonaria y forma parte de una lista de los más buscados por corrupción.

“Lo que se está haciendo ahora no es una actividad desorganizada. Esto no pasó porque nos tropezamos con ello sino que fue parte de una colaboración internacional de inteligencia”, precisó.

Agregó que en el sur de Florida “hay cómplices trabajando para enriquecer a aquellos involucrados en delitos como tráfico de drogas, trata de personas o contrabando”.

Tobon explicó que los vehículos se compraron sin ningún préstamo y mediante transferencia bancaria desde cuentas en paraísos fiscales.

Detalló que los vehículos, entre ellos de las marcas Lexus, Mercedes, Toyota y Land Rover, al parecer iban también destinados a la policía de Venezuela.

El decomiso, que ocurrió por tandas, la última el pasado 16 de junio, se divulgó a dos días de la visita que tiene prevista el presidente Donald Trump al Comando Sur de EEUU, en el sur de Florida.

El republicano ordenó en abril de este año “duplicar” el número de barcos militares y soldados en las costas de Latinoamérica para luchar contra el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el mar Caribe, lo que incluye a Venezuela y México.

ap/

Síguenos en: