EE.UU: Donald Trump anuncia el fin de la relación de su gobierno con la OMS.

Washington-.

La relación entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Estados Unidos llegó a su fin ante las diversas dudas sobre el manejo que dicha organización le ha dado a la emergencia sanitaria que vive el planeta a causa del Covdid-19, así lo anunció este viernes el presidente de dicho país, Donald Trump

La decisión del mandatario estadounidense se anunció en una declaración a la prensa en la que no admitió preguntas, justificó su decisión argumentando que la OMS no había ejecutado las reformas que Estados Unidos le había exigido hace algunas semanas.

Washington quería que esa organización fuera más exigente con el gobierno de China, dónde se reportó el primer caso de covid-19 en el mundo, y acusó a Pekín de «ignorar sus obligaciones de informar» sobre el virus a la OMS.

Trump ya había anunciado en abril que suspendía temporalmente las contribuciones a la OMS, estimadas en unos US$450 millones al año, equivalente a 15% del presupuesto de la institución. Ahora esa decisión parece haberse vuelto permanente.

Estados Unidos es el país del mundo con mayor número de contagios confirmados, más de 1.700.000, y muertos, más de 102.000, de acuerdo con cifras de este viernes recopiladas por la Universidad Johns Hopkins.

El presidente Trump también acusó a China de haber presionado a la OMS para que «engañara al mundo» cuando en ese país descubrieron la enfermedad.

«China tiene control absoluto sobre la OMS pese a que solamente paga US$40 millones al año, comparado con lo que Estados Unidos ha estado pagando, que son aproximadamente unos US$450 millones al año», dijo Trump.

Por eso, Trump fue duramente criticado por muchos gobiernos y especialistas cuando en abril pasado decidió suspender las aportaciones de EE.UU. a la OMS.

«Esto es como quitar el financiamiento al cuerpo de bomberos justo cuando enfrentas un incendio devastador», le dijo entonces a BBC Mundo Jack Chow, exembajador de Estados Unidos para la lucha global con el VIH y exsubdirector de la OMS.

Más allá de la crisis del covid-19, la OMS ofrece asesoría técnica y científica a muchos países para que apliquen mejores prácticas en sus políticas sanitarias y puedan ampliar el acceso de las personas a servicios de salud y nutrición básicos.

Sin embargo, el mandatario estadounidense no es el único que ve fallos en la actuación de ese organismo.

Entre las críticas sobre la gestión de la pandemia, muchos especialistas cuestionan que la OMS haya permitido que China retrasara hasta mediados de febrero el ingreso a Wuhan del primer grupo internacional de expertos.

También critican que haya dilatado la declaración de emergencia sanitaria global y que cuando EE.UU. prohibió los vuelos hacia China dijera que este tipo de medidas eran innecesarias.

El gobierno de Taiwán, por su parte, asegura que advirtió con anticipación a la OMS sobre las evidencias de que el covid-19 se contagiaba entre personas, pero afirma que esa institución esperó 15 días -hasta que China llegó a la misma conclusión- para alertar al mundo.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha defendido el rol de la institución, asegurando que se ha guiado siempre por criterios científicos y profesionales.

El gobierno de China, por su parte, también ha rechazado con vehemencia las acusaciones sobre supuestos intentos de ocultamiento de lo que sabía sobre la pandemia y ha dicho que lo que intentan en Estados Unidos es desviar la atención sobre sus propias fallas en la gestión de la crisis sanitaria.

A mediados de mayo, Pekín se comprometió a aportar US$2.000 millones a la OMS durante los próximos dos años para combatir la pandemia.