EE:UU: Mike Pompeo asegura que tienen “enormes pruebas” que demuestran que el Covid-19 viene de un laboratorio de Wuhan.

US Secretary of State Mike Pompeo pauses while speaking at a news conference at the State Department on April 29, 2020, in Washington,DC. (Photo by Andrew Harnik / POOL / AFP)

Este domingo, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que hay “enormes pruebas” que demuestran que la emergencia sanitaria global ocasionada por el Covid-19, se originó en un laboratorio de Wuhan, primer epicentro de dicho virus.

‘Hay una enorme evidencia de que ahí es donde comenzó esto. Hemos dicho desde el principio que este era un virus que se originó en Wuhan, China (…) Sentimos muy afligidos por eso desde el principio. Pero creo que todo el mundo puede ver ahora. Recuerde, China tiene un historial de infectar al mundo, y ellos tienen un historial de funcionamiento de laboratorios de calidad inferior », agregó Pompeo en una entrevista para This Week de ABC.

«Estas no son las primeras veces que tenemos un mundo expuesto a virus como resultado de fallas en un laboratorio chino», aseguró el secretario de Estado.

Por su parte, el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en ingles), mencionó estar de acuerdo con una declaración que el jueves emitió la comunidad de inteligencia de Estados Unidos en la que coincidía «con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente».

El presidente del país norteamericano, Donald Trump, ha criticado en reiteradas ocaciones el papel de China en la pandemia que ha afectado a todo el planeta y que ha dejado un saldo de 3,5 millones de personas infectadas, y ha matado a más de 240 000 en todo el mundo.

Insistió en que Pekín ocultaba imprudentemente información importante sobre el brote y exigió que se hiciera «responsable». Según los informes, Trump ha encomendado a los espías estadounidenses que descubran más sobre los orígenes del virus, primero atribuido a un mercado de Wuhan que vende animales exóticos como murciélagos, pero que ahora se cree que podría ser de un laboratorio de investigación de virus cercano.

Pompeo dijo que los primeros esfuerzos chinos para minimizar el coronavirus equivalían a «un clásico esfuerzo de desinformación comunista». «China se comportó como los regímenes autoritarios, intentó ocultar, ocultar y confundir. Empleó a la Organización Mundial de la Salud como herramienta para hacer lo mismo».

Si bien es muy crítico con el manejo del asunto por parte de China, Pompeo se negó a decir si pensaba que el virus había sido liberado intencionalmente.

ap/cet

Síguenos en: