Opinión | El hambre en Ecuador no conoce el significado de “cuarentena” por el covid 19

Fotografía: Radio Sol de Pujilí

Por: David Chicaiza.

Miles de personas van dejando sus hogares con el fin encontrar la forma de llevar el alimento a sus seres queridos, pues como ya es conocimiento de todos los ecuatorianos, las autoridades han mencionado en los medios de comunicación la frase quédate en casa, con el objetivo del parar la propagación del virus.

Cierta frase no ha sido posible cumplirla ya que el número de contagiados sigue en aumento, pero a la vez que aumenta esta cifra aumenta la necesidad de las personas por encontrar la manera de contra productos para poder alimentarse.

Pues las autoridades ecuatorianas cada vez que tienen la oportunidad hablan de que es un recurso importante quedarse en casa, pero lo que las autoridades no se han dado cuanta es que la realidad económica de cada familia es diferente, pues los que trabajan que perciben un mensual se les hace un poco más fácil hacer caso a este tipo de recomendaciones.

La frase quédate en casa tiene dos caminos, el primero es hacer caso y en lo posible por no salir de casa y así salvaguardar la vida propia y las de sus familiares, el otro camino es quedarse en casa lo que más se pueda e ir perdiendo la vida por no poder alimentarse por el miedo al contagio.

Si bien las autoridades han tomado cartas sobre el asunto de las personas que viven en extrema pobreza, pero poco o nada llegan a las mismas, pues se han implementado ayuda humanitaria con productos de primera necesitad pero que la misma no llega a las personas que verdaderamente necesitan, esto se puede conformar por videos grabados por vecinos que ven que los municipios ayudan a personas que tienen recursos económicos.

Fotografía: Radio Sol de Pujilí

En otros videos o fotografías se puede ver que los que trabajan para los municipios se llevan por cajas o fundas las ayudas humanitarias que deberían ir para las personas que, si lo necesitan como, por ejemplo, personas de la tercera edad, personas con enfermedades catastróficas o personas que duermen en las calles.

La necesidad por comer se está convirtiendo en una nueva problemática pues las personas están saliendo a las calles a comer de la basura, a pedir caridad, he incluso a delinquir y todo esto lo justifican por el hambre.

Para los que poseen dinero en sus cuentas o ahorraron les parece una locura ver cómo las personas salen de casa, en redes sociales los insultan, los agreden verbalmente, pero es que si mantener a la familia en sí ya era difícil y peor aún con la aparición de este virus.

¿Entonces que hacer en estos días cuando lo poco que se tiene en casa se empieza a acabar con el paso de los días? Seguramente para esta pregunta tendremos varias versiones, pero lo que si se va evidenciando es que la ayuda que ofrece las autoridades ecuatorianas no son suficientes para enfrentar esta crisis.

Entonces seguramente en los próximos días el número de contagiados por el covid 19 irá en aumento y el final de ello es que las personas terminen siendo parte de las estadísticas en cuanto a muertes.

Algo bueno que rescatar en esta penosa realidad es que entidades privadas se empiezan a sumar aportando con azúcar, arroz, atún y granos para en algo ayudar a estas personas que piden a gritos una mano de ayuda. Pero lo malo es que la ayuda de alimentos es organizada por los trabajadores de los municipios, por lo antes mencionado, es decir alimentos perdidos en el camino.

Por otro lado, las autoridades siguen sancionando a las personas que hacen mal uso de los salvoconductos que son emitidos por el ministerio de Gobierno. Además, los vehículos deben transitar una vez por semana y de no cumplir con esta medida el conductor recibirá sanciones desde un valor económico hasta la retención vehicular.

dch/cet