Estados Unidos anuncia que suspenderá el financiamiento a la OMS.

El martes 14 de abril de 2020, El presidente de Estado Unidos, Donald Trump anunció que suspenderá el financiamiento que el país hace a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto ocurre en medio de una emergencia sanitaria mundial que es ocasionado por el COVID – 19 dejando un saldo hasta ahora de 123.920 muertos y casi 2 millones de contagios.

Cortesia de «El Universal».

“Hoy, ordeno la suspensión del financiamiento de la Organización Mundial de la Salud mientras se lleva a cabo un estudio para examinar el rol de la OMS en la mala gestión y el encubrimiento de la propagación del coronavirus”, declaró Trump en rueda de prensa.

“La OMS encubrió la difusión de información errónea de China sobre el virus”, añadió el presidente desde la Casa Blanca. Según él, el organismo aceptó “sin cuestionar” la palabra de China, “e incluso la halagaron por su transparencia”. “Dijeron que no había necesidad de imponer restricciones de viaje. Eso probablemente causó que la cantidad de casos se multiplicara por 20, y la cifra podría ser mayor”, agregó.

Para Trump, la OMS impidió la transparencia informativa sobre el brote de coronavirus y en territorio estadounidense.

Estados Unidos es el mayor financista de la OMS, aportó USD 400 millones el año pasado. “Si la OMS hubiera hecho su trabajo y enviado expertos a China para evaluar objetivamente la situación en el terreno, el brote se hubiera contenido con muchas menos muertes”, añadió.

“Con el estallido de la pandemia de COVID-19, tenemos profundas preocupaciones sobre si la generosidad de Estados Unidos ha sido utilizada de la mejor manera posible”, añadió.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la semana pasada, había respondido a las acusaciones de Trump. Ghebreyesus pidió no politizar la crisis a riesgo de que esto se traduzca en un número mayor de muertes e hizo un llamado desde el despacho que representa, a los líderes mundiales a “no politizar” la pandemia.

Pero la OMS no ha estado alejado de la controversia y el escándalo. Justo esta semana, Taiwán anunció que había advertido al organismo sobre la pandemia. La OMS desmintió a la presidente del país asiático, Tsai Ing-wen, quien informó que su país había alertado en diciembre de 2019 sobre al menos siete casos de neumonía atípica en Wuhan; información que fue desestimada por la OMS.

Ghebreyesus acusó el miércoles pasado a Taipei de estar orquestando una campaña de difamación en su contra a la que calificó como racista, conceptos que ofendieron y generaron furia en la administración taiwanesa.

Trump por su parte, aumentó las críticas a la organización: “El mundo depende de la OMS para trabajar con otros países y asegurarse de que la información correcta se comparta. No cumplió con sus deberes básicos y debe rendir cuentas”.

“la OMS no investigó reportes creíbles de fuentes en Wuhan que contradecían la información oficial de China. Había información creíble para sospechar que el coronavirus se transmitía entre humanos en diciembre de 2019″, añadió Trump

A pesar de las duras críticas y el retiro de financiamiento por parte de la administración Trump a la OMS, el gobierno estadounidense afirmó que su país continuará interactuando con el organismo a la espera de “reformas significativas”.

ap/cet