Rusia alerta del estallido de un conflicto enorme entre EEUU e Irán

El vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, habla en una reunión.

Rusia llama a Irán y Estados Unidos a ejercer la moderación, pues está creciendo la posibilidad de un conflicto bélico en el Golfo Pérsico.

Llamamos a las partes a la moderación […] La posibilidad de que estalle un conflicto es enorme”, ha declarado este sábado el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov.

El alto funcionario ruso se refería a la última diatriba del presidente estadounidense, Donald Trump, contra Irán. El miércoles afirmó que le había ordenado a la Armada de Estados Unidos  “que derribara y destruyera cualquier cañonero iraní” si acosaban a sus barcos.

La amenaza de Trump se produce después de que el Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) —considerado un “grupo terrorista” por Irán— comunicara que, el 15 de abril, un grupo de 11 embarcaciones del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán realizó maniobras “peligrosas y amenazantes” cerca de buques norteamericanos en el Golfo Pérsico.

El CGRI negó la versión estadounidense del suceso y respondió a la amenaza de Trump, prometiendo atacar los buques de EE.UU. que amenacen su seguridad.

Riabkov explica que Rusia sigue evaluando las amenazas y declaraciones de los estadounidenses en los últimos días sobre este asunto, y denuncia que los “altos cargos del Gobierno estadounidense difuminan conscientemente el límite entre el derecho legítimo a la autodefensa y la amenaza del uso de la fuerza cuando no hay motivo para ejercer ese derecho”.

Los métodos usados por los Estados Unidos, según las palabras del vicecanciller ruso, siembran la incertidumbre y la discordia entre los países y también a nivel internacional. “Esto es uno de los elementos de la política estadounidense”, añade.

Irán ha dejado claro que el GOlfo Pérsico es una de sus líneas rojas y advertido que hará frente a toda embarcación extranjera que trate de penetrar en sus aguas territoriales con dudosas intenciones.

Tras denunciar que los barcos estadounidenses violan repetidamente sus aguas territoriales, Irán insiste en que la única forma de mantener la seguridad en el Golfo Pérsico es que las fuerzas norteamericanas abandonen la zona.

cet/