Trump: La guerra de Irak fue nuestra peor decisión en la historia

El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla durante una entrevista con la televisión ‎estadounidense Fox News.

Trump considera que la decisión del expresidente de EE.UU. George W. Bush de comenzar la guerra contra Irak en 2003 fue la peor decisión del país en la historia.

“Solo para hacerle saber, hemos gastando 8 millones de dólares en Asia Occidental ¿Qué obtuvimos a cambio? ¿Qué obtuvimos a cambio?”, ha dicho este lunes el presidente de EE.UU., Donald Trump, en una entrevista con la televisión ‎estadounidense Fox News, cuestionando la decisión de empezar la guerra de Irak. Insiste en que heredó una situación desordenada y su Gobierno ha hecho un buen trabajo. También se ha referido a la horrible situación del Ejército del país cuando llegó al poder.

Estas declaraciones de Trump llegan un día después de que Bush, en un mensaje de vídeo, enfatizara la necesidad de dejar al lado las diferencias partidarias frente a la crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus, lo que no le cayó bien a Trump.

Trump criticó repetidamente durante la campaña electoral presidencial de 2016 al exmandatario de EE.UU. por la Guerra de Irak. A su juicio, la guerra de Irak fue un “gran error”, aunque explica que, como ya se había realizado una cuantiosa inversión en la creación de una base militar en esa nación, era mejor conservarla.

Además, tras elogiar la postura de su Gobierno ante los sucesos en Asia Occidental, reclama que el asesinado del general iraní Qasem Soleimani en enero fue un logro para su gabinete.

EE.UU., en un ataque perpetrado a Bagdad, la capital iraquí, asesinó el pasado enero al comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani y a varios de sus compañeros.

Importantes funcionarios iraquíes y sirios han elogiado en reiteradas ocasiones el destacado papel del comandante persa en la lucha contra los terroristas del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

La referida ofensiva de EE.UU. generó una lluvia de críticas tanto a nivel nacional como internacional. Por su parte, las autoridades iraquíes alzaron la voz, denunciando que el atentado estadounidense constituía una flagrante violación de la soberanía y la integridad de Irak, por lo que exigieron la inmediata salida de las tropas foráneas, en particular las estadounidenses.

cet/

Síguenos en: