Turquía: La inflación se dispara y la lira se debilita.

Ankara –

Este comienzo de 2022 está siendo muy difícil para Turquía. El país arranca con una inflación por las nubes y una moneda local muy débil para hacer frente.

En diciembre, la tasa interanual se disparó hasta el 36,08%, esto se traduce en 14,77 puntos mas que la registrada el pasado mes de noviembre y el nivel más alto en 19 años. Ante la magnitud del dato, la lira turca se ha depreciado alrededor del 4%, después de haber registrado en 2021 su peor año en las últimas dos décadas, con una pérdida de valor cercana al 45%.

De noviembre a diciembre pasados, el aumento de los precios al consumidor fue del 13,58 %, muy superior al incremento mensual registrado entre octubre y noviembre, del 3,5 %. Entre los sectores que registraron mayores encarecimientos destacan el transporte y los alimentos, con subidas interanuales del 54 % y 44 %, respectivamente.

El índice interanual de la inflación ha alcanzado el nivel más alto desde 2002, el año en el que subió al poder el Partido Justicia y Desarrollo (AKP) del presidente, Recep Tayyip Erdogan. Bajo su mandato se está agravando el problema de la inflación de la economía, sin que el banco central del país esté aplicando políticas monetarias para contenerla. Aun, al contrario, está rebajando los tipos de interés, bajo la presión del presidente Erdogan, que aboga por una divisa que favorezca las exportaciones.

Los tipos de interés están en la actualidad en Turquía en el 14%, después de varios recortes aplicados durante 2021, con lo que la aceleración de la inflación deja los tipos de interés reales en terreno negativo, en el -22,08%, el nivel más bajo entre los países emergentes.

Ap/

Síguenos en: